TAIPEI,

síntesis de las culturas china y japonesa

La ciudad de Taipei es considerada la capital de la República China fundada por Chiang Kai-shek, el líder nacionalista que huyó de la China continental cuando perdió la guerra contra los comunistas de Mao Tsé-tung, en 1949, con los que había luchado casi coordinadamente contra los japoneses entre 1939 y 1945. Sin embargo, para la República Popular China, la comunista para entendernos, la isla de Taiwan siempre fue la isla rebelde y nunca reconoció a este país como un Estado propiamente dicho. Hoy en día solamente una veintena de países del mundo reconocen a Taiwán como na nación soberana y mantienen relaciones diplomáticas con el ejecutivo de Taipei, hecho que implica por parte de la República Popular China no tener relaciones con esos países que optaron por ese reconocimiento a la que se llamó en tiempos como la "China nacionalista".

 

Pese a todo, las relaciones entre la denominada  "provincia rebelde" por las autoridades chinas y China han mejorado mucho, hay vuelos regulares entre Taipei y varias ciudadanas del continente y el flujo de visitantes ha ido creciendo notablemente en los últimos años, tanto por razones económicas como turísticas. Taipei, es una urbe de 2,6 millones de habitantes, fue fundada a finales del siglo XVII por la dinastía local de los Quing y es la ciudad más poblada de Taiwán. 

 

Por esta isla pasaron los conquistadores portugueses (isla Formosa la llamaron), españoles, franceses, holandeses y más tardíamente los japoneses (1895-1945) hasta que tras el desenlace de la guerra civil china, como ya se ha dicho antes, se instalaron los nacionalistas chinos del Kuomintang que lideraba Chiang Kai-shek a partir del año 1946. Casi dos millones de chinos llegaron desde el continente para instalarse en Taiwán y así comenzó el notable desarrollo social, económico, demográfico y cultural de una isla que hasta entonces era casi inhóspita y despoblada. Como fruto de la conquista japonesa y la herencia cultural china, hoy la ciudad es un híbrido entre las dos culturas y se puede decir que Taipei es la ciudad más japonesa de toda China, algo que se nota en su organización, limpieza planificación urbana y diseño ordenado.

Hoy Taipei, capital de Taiwan, es una urbe moderna, desarrollada, con una buena red de transportes y unas infraestructuras de primera. Cuenta con buenos servicios educativos, una salud envidiable en el mundo, universidades que compiten en todos los ranking mundiales con las mejores de Estados Unidos y Europa, una gran vida comercial con tiendas de marcas de primera,  una oferta cultural plural y vibrante  y una óptima nómina de bares, restaurantes y hoteles, sobre todo situados en el populoso bario de Ximeng, una zona del mundo que nunca duerme. Además, es una ciudad muy segura, tranquila, manejable, conectada con el mundo y con una buena red de comunicaciones bien para moverte por la ciudad o para viajar a otros lugares de la isla, ofreciéndote un sinfín de posibilidades y alternativas para tu viaje. A continuación, te señalamos los principales lugares que consideramos imprescindibles en tu visita a Taipei.

Foto: Dreamstime

1. Templo de Baoan. Es uno de los grandes templos de la capital de Taiwán y está muy cerca del conocido como Templo de Confucio. Data de 1804 y aunque no es de los más de los grandes, sí se puede decir que es los más bellos y coloristas; consta de tres partes y ha sido remodelado varios veces a lo largo de su historia. Tiene una gran vida casi todo el día, por lo que visitarlo y conocerlo en profundidad no resulta nada fácil. El templo Baoan está dedicado al culto a Baosheng Dadi, "Gran emperador que protege la vida", y fue construido por inmigrantes de Tongan, Fujian. Al parecer, el nombre "Baoan" también significa en chino "Bendito Tongan". 

Palacio de la República en la Plaza de Octubre, Minsk (Bielorrusia). Foto: Autocaravanas.com 

2. Templo de Confucio. Este uno de los lugares imprescindibles que te debes perder en una visita a Taipei. Fue levantado durante la dinastía Quing, en 1879, y destruido durante la dominación japonesa, aunque más tarde, en 1930, fue reconstruido y vuelto a poner en funcionamiento. Hemos encontrado esta reseña que nos da algunas informaciones sobre el lugar: "El Templo de Confucio en Taipéi tomó como modelo el Templo de Confucio original en Qufu, China. Manteniendo el espíritu sobrio del confucianismo, el edificio es congruentemente austero. Los visitantes tampoco encontrarán los versos de dos líneas comunes en otros tipos de templos. Algunos dicen que esto se debe a que sería grosero exhibir los textos de otra persona en un templo dedicado al Sabio. Entre los templos de Confucio en Taiwán, el de Taipéi es el único adornado con aplicaciones de cerámica de estilo fujiano del sur". (Fuente citada y reseñada: https://www.travel.taipei/es/attraction/details/1297).

 

3. Templo de Longshan. Este lugar, situado en el centro histórico de Taipei y muy cerca del mercado nocturno de Guangzhou, que también te recomendamos encarecidamente, es considerado uno de los objetivos turísticos más importantes de la ciudad de Taipei. Fue construido entre 1738 y 1740 por inmigrantes chinos procedentes de la provincia continental de Fujian y a lo largo de su historia ha sufrido numerosos inclemencias, tales como terremotos, tifones, incendios y hasta bombardeos en el año 1945 porque los aliados creían los japoneses guardaban en su interior armas y explosivos. Es un templo dedicado a las divinidades taoístas y budistas, como la mayor parte de los centros religiosos de Taipei.

 

4. Palacio Presidencial. Alberga la oficina del presidente de la república de Taiwán y fue construido durante la ocupación japonesa, albergando este edificio la sede principal de la gobernación de Japón en la isla. Más tarde, en 1950, el dictador Chiang Kai-shek (1948-1975)  instaló sus oficinas durante su largo periodo de gobierno y ahí han continuado hasta hoy. Durante el día se pueden ver largas colas de visitantes que ordenadamente, como todo en Taipei, aguardan para la obligada visita.

5. National Palace Museum. Es el principal museo de la ciudad y me atrevería a decir de todo Taiwán, lugar que guarda los principales tesoros de la isla y que tiene su leyenda negra. Cuenta con casi 700.000 piezas de casi todos los periodos históricos de la antigüedad de China y, seguramente, es una de las mayores colecciones de arte chino del mundo. La leyenda negra es que la mayor parte de estas piezas fueron sustraídas por Chiang Kai-shek en su huida hacia Taiwán en donde aparte de estos tesoros de incalculable valor se llevó también las reservas en oro y plata del país y las divisas extranjeras guardadas por el gobierno chino de entonces. El lugar está bastante alejado del centro y se recomienda ir en taxi porque el metro de la ciudad no llega hasta allí.

6. Parque de la Paz. Lugar muy céntrico, relajado y tranquilo para pasear y descansar, como hacen muchos lugareños que se acercan hasta allí. Es seguramente uno de los parques más antiguos de la ciudad y en su interior hay un monumento a los civiles asesinados en 1947 tras una serie de protestas contra el gobierno.

 

7. El Museo Nacional de Taiwán. Situado en el interior del mismo parque de la paz, este recinto abrió sus puertas en 1908, en plena ocupación japonesa, y a lo largo de su historia cambio varias veces de nombre. Es una pequeña colección de diez mil piezas que repasa algunos aspectos de la vida de Taiwan relativos a su botánica, zoología, antropología, educación y, en general, a las ciencias. Es un lugar que se recorre en poco tiempo y por su céntrica ubicación te lo recomendamos.

 

8. Mausoleo Sun Yan-set. Es uno de los dos grandes mausoleos que debes visitar en Taipei y como nombre indica está dedicado Sun Yan-set (1866-1925), uno de los padres fundadores de la China moderna y un gran agitador de la causa nacionalista, de tal forma que hoy es reivindicado por las dos chinas, la comunista y la nacionalista. Incluso hasta Mao Tse-tung llegó a escribir algunos escritos reivindicativos y muy loables acerca de este personaje. El edificio ocupa una extensión de 80.000 metros, tiene forma de campana por la forma en que líder nacionalista quiso llamar la atención de los chinos para que se unieran a su lucha y fue construido entre 1926 y 1929. 

 

9. Mausoleo Chiang Kai-sek. Este mausoleo fue construido en honor del controvertido dictador y fundador de la Taiwán moderna, aunque su figura ha estado rodeada de cierta controversia en los últimos años y ha sido algo cuestionada por ciertos excesos cometidos durante su periodo de gobierno, lo que llevó a la retirada de numerosas esculturas y bustos del personaje en instituciones públicas en los últimos años. El recinto cuenta con 240.000 metros cuadrados y fue abierto oficialmente en 1980, cinco años después de la muerte del dictador. En el gran parque que está a la entrada de este recinto se encuentra el bello y colorista Teatro Nacional de Taiwán, que aunque de reciente construcción se ha ajustado en sus cánones al arte chino tradicional.

10. Barrio Ximen. Es el barrio más populoso, comercial, populosa, concurrido y vital de la capital de Taiwán. Se puede decir que tiene vida todo el día, casi que no duerme, y te recomendamos que busques tu hotel en el mismo, ya que está muy bien conectado a través del metro y autobús para poder moverte por toda la ciudad. Hay abudantes bares, restaurantes, comercios y tiendas de todos los precios, gustos y pelajes.

11. Teatro de la Casa Roja. Se encuentra en el barrio de Ximeng y en sus alrededores, sobre todo por la noche, podrás encontrar una buena nómina de bares y restaurantes con terrazas realmente agradables, repletas de gentes y me atrevería decir que hasta divertidas.

"El edificio de ladrillos rojos con dos pisos de altura tiene forma de un cilindro octagonal. Cada lado del octágono tiene una ventana abuhardillada y un muro decorativo. Durante la era colonial japonesa, la Casa Roja se convirtió en sede de la ópera de Pekín y charlas a principios del Siglo XX. El lugar se convirtió en cine en la década de 1970, iniciando el principio de la cultura del cine de Ximenting. Ahora la Casa Roja es sala de té y escenario de producciones de teatro menores", señala muy oportunamente una reseña que hemos encontrado y que reproducimos literalmente. (Fuente citada y reseñada: https://www.travel.taipei/es/attraction/details/1296).

 

12. Museo Nacional de Historia. Cuenta con cincuenta mil piezas, principalmente de arte chino aunque también hay obras del exterior, y la mayoría proceden de la devolución, por parte de Japón, de muchas piezas robadas durante la colonización japonesa. Es un edificio de la época de la dictadura y fue el primer museo abierto en Taiwán en este periodo. Se encuentra muy cerca del jardín botánico de Taipei, nuestra siguiente parada en este recorrido por la capital de la isla.

 

13. Taipei Botanical Garden. Muy recomendable para darse un paseo, hacer un alto en el camino e incluso sentarnos en algunos de sus bancos solamente a contemplar la naturaleza. El jardin propiamente dicho data del año 1896, pero abrió sus puertas al público durante la dominación japonesa, en el año 1921, y su colección ha ido creciendo desde entonces hasta llegar a las 1.500 especies y variedades botánicas de 17 distritos del país.

 

14. Museo de las Fuerzas Armadas. Desgraciadamente lo encontré cerrado durante mi visita, aunque las reseñas que he leído en tripadvisor.com son muy positivas acerca del mismo. La institución data del año 1961, en plena dictadura militar, y dada la controvertida historia de este país bien conviene hacer una parada en el mismo. En la puerta anuncian que abrirá próximamente, además el lugar es muy céntrico y se encuentra a dos pasos del barrio de Ximeng.

15. Taipei 101. No te costará mucho ver este edificio, ya que es visible desde muchos de los lugares que visitarás en la ciudad, y porque se encuentra ubicado en la zona más moderna de la urbe. El edificio realmente cuenta con 106 plantas, cinco subterráneas y ciento una por encima del nivel del suelo, y es considerado el octavo rascacielos más alto del mundo. Su construcción se inició en el año 1999 y terminó cinco años después; dicen que lo más bello es contemplar su iluminación nocturna en días especiales o señalados para el país. Es, realmente, el emblema de la Taipei moderna.

 

16. Edificio del Ayuntamiento. Es un edificio muy moderno que abrió sus puertas en el año 1993 y que te recomendamos porque desde allí podrás 

visitar una buena parte de los principales edificios y construcciones -muchos de ellos impresionantes- del centro financiero y de negocios de la ciudad. Se puede llegar hasta allí bajando en la parada de metro del mismo nombre y se encuentra muy cerca del Mausoleo Sun Yan-set.

 

17. Parque Creativo de Huashan. Es un lugar muy conocido en la ciudad en donde se celebran eventos, festivales e incluso conciertos. Fue una antigua vinatería o bodega y llama la atención el esfuerzo que se hizo por rehabilitar y recuperar esta parte de la ciudad. El lugar se llama realmente Huashan 1914 Creative Park y abrió sus puertas por primera vez en el año 2005, abandonado su pasado bodeguero y dando paso a un lugar de expresión artística. Consultar horarios antes de visitarlo y conocer sus exposiciones. 

 

18. Museo de Arte Contemporáneo. Este museo se encuentra en un edificio de la época de la dominación japonesa, más concretamente del año 1921, y abrió sus puertas por primera vez en el año 2001. El objetivo de esta institución fundamental en la cultura de la isla es albergar la mayor colección de arte contemporáneo, en todas sus expresiones, de Taiwán. El museo, aparte de por su bello edificio de inspiración japonesa, está muy bien concebido como espacio por su diseño original, su expresiva luminosidad y la utilización inteligente de los espacios.

 

19. Restos de la dominación japonesa. Sobre la calle Zhonghua, una de las principales arterias de esta ciudad, nos encontramos con un pequeño parque en cuyos alrededores quedan algunos restos de la dominación japonesa, tal como podremos ver en algunas señales metálicas en el suelo que nos reseñan los edificios e instituciones oficiales que estaban ahí. Estos restos de la dominación nipona se encuentran cerca de la Torre de la Campana (Nishi Jonganji) y de la Sala Shuxin, en pleno centro de la ciudad, y están explicados el origen y función de cada uno de ellos en unos didácticos carteles en inglés. No es algo monumental, pero lo reseñamos a modo de curiosidad.

Recomendaciones:

 

Llevar siempre encima un mapa en inglés y en chino, el nivel de idiomas es muy bajo en Taiwan. 

 

El metro funciona muy bien, es económico, limpio, organizado y rápido. Llevar siempre un mapa a mano del mismo, aunque por suerte los avisos de parada de  cada estación están en chino y en inglés.

 

No hay muchas casas de cambios en Taiwan si exceptúas en el aeropuerto, te recomendamos llevar tarjetas de crédito y más bien dólares que euros si pretendes cambiar. 

 

No hay una gran variedad de comida internacional en Taipei, pero te recomendamos que visites alguno de los estupendos restaurantes de comida japonesa que hay en la ciudad.

RICARDO ANGOSO