SI PETRO FUERA

EL PRESIDENTE

Por: José Miguel Santamaría Uribe

 

Cuando los países afrontan situaciones extremas, sus dirigentes tienen que tomar medidas excepcionales que seguramente no se habrían tomado en condiciones normales, los rasgos ideológicos del mandatario salen mucho mas a flote y los llevan a acelerar los cambios que consideran necesarios con mas rapidez.

 

Ya en países como España se han hecho cambios regulatorios con claros visos del Socialismo del Siglo XXI que seguramente en el mediano plazo impactarán sus finanzas y su desarrollo y en países de corte autocrático vemos como han manipulado y tergiversado la información acerca de la pandemia para mostrarse ganadores cuando la realidad debe ser otra.

 

Aunque saber como habría actuado Petro al frente de Colombia es ficción, lo que voy a escribir está basado en su programa de gobierno que nadie se leyó y en los trinos que ha venido escribiendo a diestra y siniestra, aquí les dejo los puntos mas relevantes:

 

  1. No pago de la deuda externa: lo ha repetido hasta la saciedad, Petro considera que al no honrar la deuda tendrá mayores recursos para afrontar el covid-19, se le olvida que esto implica cerrar de un portazo las futuras financiaciones y perder la calificación de riesgo. Esta medida ya la tomó el gobierno de Fernandez en Argentina.

  2. Nacionalizar el sistema de salud: para la izquierda la peor desgracia es la ley 100, le cargan todos los problemas de la salud en Colombia, es por eso que ha sido reiterativo en que la salud debe estar totalmente a cargo del Estado cuando sabemos lo mal administrador que ha sido. Quiéranlo o no, tenemos un sistema de salud con muchas falencias pero mucho mejor que el de muchísimos países, y una cobertura bastante grande.

  3. Acabar con los fondos de pensiones privados: En este tema ha sido reiterativo desde la campaña presidencial, es la manera mas sencilla de conseguir recursos y  endeudar al Estado sin recurrir a los mercados de capitales, los fondos privados valen hoy 280 billones de pesos, recursos que entrarían a las arcas del Estado a cambio de quedarse con el pago de las pensiones futuras de estos ahorradores, sería un error garrafal, es quebrar a Colombia, si ya mas del 20% del presupuesto de la nación es para pagar pensiones, imagínense que pasaría después de esta medida.

  4. Obligar al Banco de la República a emitir billetes: aunque esta es una medida facilista para conseguir recursos durante una crisis tiene consecuencias gravísimas para la economía, es inflacionaria e implica una devaluación ante el dólar por cuenta de haber mayor circulante, esta medida extrema ha sido utilizada con resultados funestos en Venezuela y Argentina. Desafortunadamente de esta medida no estamos salvados en esta crisis si la situación se sigue alargando y complicando.

  5. Expropiación de empresas y bienes prioritarios: Lo ha manifestado a través de las redes sociales, esto acabaría la confianza inversionista y la inversión extranjera de raíz. Esta propuesta nos hace recordar el mejor estilo chavista, miremos hoy como funciona el sistema productivo venezolano.

  6. En el tema político no ha sido tan prolífico en propuestas, pero muchas de las anteriormente enumeradas serían difíciles de pasar con un Congreso sin mayorías, por lo tanto no sería raro que ya lo hubiera cerrado y utilizado la conmoción interior y el estado de emergencia para sacar adelante todas sus reformas.

 

Como pueden ver, estaríamos en una situación caótica, se habrían echado a la basura muchísimos años de avances, de democracia y ortodoxia económica, estoy seguro que muchos de los ocho millones de votantes que tuvo en las pasadas elecciones no leyó y menos estudió su programa de gobierno, mas allá de oír un discurso populista, miren hoy a  los riesgos a los que nos hubiéramos expuesto. Guarden esta columna porque todavía no estamos libres de esta desgracia y puedan corroborar que pasaría lo que hoy escribo, espero que no sea así.

 

Seguramente en los próximos días el gobierno de Iván Duque tendrá que tomar mas medidas para conseguir mayores recursos para afrontar esta problemática, esperemos que lo siga haciendo con la mesura y la responsabilidad que hasta ahora lo ha caracterizado.