MÉDICOS CUBANOS

HISTORIAS DE TERROR

Por: Andreas Althoff Ospina

 

 Profesional en Historia y Geografía de la Universidad de Bonn, Alemania.

Magister en Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda.

El virus chino le mostró a varios países europeos la vulnerabilidad de sus sistemas de salud. Italia y España entraron en profundas crisis con miles de vidas perdidas. Por tal motivo, muchos países recibieron con brazos abiertos el apoyo médico que se les ofrecía desde el exterior.

Hace pocas semanas rodó una noticia sobre médicos cubanos que habían llegado a Italia para ayudar en la lucha contra el virus chino. En Colombia algunos sectores políticos afines a las FARC han divulgado la opinión de que las misiones cubanas demostraba una supuesta superioridad cubana en términos de salud y ayuda humanitaria. ¿Pero eso es verdad?

Científicos y medios internacionales de alta reputación lo ponen en duda. El medio alemán Deutsche Welle (DW) publicó recientemente un artículo donde cuestiona los logros de la dictadura cubana en términos de salud. Se habla de pacientes que tienen que llevar su propia comida y cobijas a los hospitales cubanos, de la escasez de recursos para el gremio de la salud, y también se habla de las condiciones infrahumanas a las que son sometidos los médicos cubanos.

Según el artículo de DW, el régimen cubano explota prácticamente a sus médicos cuando los envía a misiones en el exterior hasta que se habla de “condiciones similares a la esclavitud” porque los médicos solo reciben una parte minúscula del dinero que el país receptor le paga al Estado cubano. Así que el gran beneficiador es una clase política que maneja esos dineros de una manera poco transparente. El artículo también menciona que muchos médicos cubanos aceptan irse al exterior para escaparse, por lo menos temporalmente, de la miseria de la isla.[1]

La cubana Dayli Coro cuenta su propia experiencia traumática en un artículo de BBC. Su misión internacional como médica tuvo lugar en un barrio peligroso de una ciudad venezolana donde arriesgaba su vida a diario. Cada noche las pandillas del barrio le entregaban compañeros heridos y le decían qué si se moría el amigo, ella también iba morir. Al Estado cubano no le importó su seguridad y es que en muchos casos les quita los pasaportes a sus médicos.

El artículo también habla de “María”, una médica cubana que tuvo su misión en Guatemala donde fue presionada por el coordinador del programa para acostarse con un señor rico que posteriormente fue detenido por narcotráfico.

Dayli Coro comenta que ya no quiere ser médica porque su país busca soldados en vez de médicos. Habla de cómo el régimen cubano obligaba a sus médicos a hacerle campaña política a Hugo Chávez, entregándole medicina a la ciudadanía como una especie de compra de votos.[2]

Octavio Gómez-Dantes, académico mexicano y experto en salud pública, examinó la salud pública de Cuba en un artículo que se publicó en la prestigiosa revista “Health Policy and Planning” de la Oxford University Press. Allá pone en duda las cifras oficiales de mortalidad infantil en Cuba y dice que las muertes fetales tardías son anormalmente altas. La mortalidad maternal también es relativamente alta.[3]

Para el Departamento de Estado de los Estados Unidos las misiones médicas de Cuba en el exterior son una forma de esclavitud moderna y trata de personas. Los gobiernos de Brasil y Bolivia tomaron el año pasado la decisión de expulsar los médicos cubanos de sus países. También por la sospecha de que varios de ellos eran espías del régimen cubano que perseguían intereses geopolíticos de la dictadura.

[1] https://www.dw.com/de/warum-kubas-%C3%A4rzte-weltweit-ihr-leben-riskieren/a-52985366

[2] https://www.bbc.com/news/uk-48214513

[3] https://academic.oup.com/heapol/article/33/6/760/5035053