MADRID TAMBIÉN RESISTE

Por: Ricardo Angoso

“Madrid, Madrid, ¡qué bien tu nombre suena / rompeolas de todas las Españas! / La tierra se desgarra, el cielo truena, / tú sonríes con plomo en las entraña”, estos versos escritos por Antonio Machado en una época incierta, como lo fue nuestra Guerra Civil (1936-1939), reflejan el carácter aguerrido y resistente de una ciudad que ahora también se resiste a morir, a pesar de la adversidad, la muerte -casi 9.000 fallecidos- y la conmoción ante una pandemia que no respeta ni fronteras ni condición social. 

 

Ahora, cuando la economía está paralizada y la sociedad se encuentra abocada ante una recesión que no por anunciada será menos grave, Madrid trata de levantarse, de recuperar  una normalidad perdida y de volver a la vida aunque sea lentamente. Sus ciudadanos, aterrados ante tantos fallecimientos de sus vecinos y amigos y la propagación de una enfermedad que crece exponecialmente, esperan volver a pasear por sus calles, regresar a sus bares y restaurantes y, en definitiva, rescatar la convivencia fracturada por una rayo inesperado, por una pandemia diabólica que nos cambió nuestras vidas quizá para siempre. Ya habrá un antes y un después en la historia de la humanidad  tras la irrupción abrupta del COVID-19.

 

Madrid resiste pero sin perder de vista que la negligencia criminal de su infausto gobierno socialcomunista también es responsable de esta acumulación de desgracias, desatinos y desaciertos que hacían presagiar la tragedia. 

Así amaneció la Gran Vía Madrid hoy, 6 de mayo de 2020