LO MÁS ESENCIAL:

LA LIBERTAD

La libertad es lo más esencial de lo esencial: se gana o se pierde cada día.

 

Sin libertad no hay vida que valga la pena.

 

Con libertad, todo es posible, y facilita vivir para lo indispensable: poder decidir el camino concreto a seguir en cada instante.

Poder autodeterminarnos en conseguir el bien descubriendo el sentido. Y comprender.

 

El ayer de la libertad: lo que ya elegimos en el pasado.

Libertad hoy: lo que elegimos en el ahora.

Libertad mañana: pensar en lo que podemos ser.

KLUGER MANN