INTERROGANTES

"¿Quién soy?", "¿para qué vivo?"

"¿Cuál es la verdad de mi vida?”, “¿por quién daría mi vida?”.

 

Hay que poder dar respuesta a estos interrogantes,

las preguntas que nos llevan directamente a saber

si nuestra vida está aferrada a lo fundamental.

 

Ese es el cincel de la verdad  

para tocar fondo, lo que nos permite conocernos bien

y configurar nuestro proyecto de vida libremente.

KLUGER MANN