GEORGE FLOYD Y SEGURIDAD CIUDADANA

Por: Mariano Martínez

 

El revuelo mundial por el caso del asesinato de George Floyd puede abrir un debate válido sobre la importancia de los Derechos Humanos y la resignificación del concepto de seguridad ciudadana, pero este ejercicio debe hacerse con objetividad y sin apasionamientos políticos, en especial por los generadores de opinión.

No realizaré el ejercicio de llover sobre mojado en el tema sobre los móviles criminales del asesinato desde todo punto de vista condenable del ciudadano afroamericano George Floyd, ya que dicho trabajo lo han realizado otros medios de comunicación y columnistas en todo el mundo. Aunque debo decir que esta cuestión como en muchos países con un contexto político polarizado como el nuestro, ha faltado objetividad, conocimiento del contexto del ordenamiento jurídico de los Estados Unidos y asertividad en las conclusiones que deben dejar a las sociedades este tipo de insucesos.

Por esta razón, realizaremos el desarrollo de los anteriores puntos descritos, yendo más allá del debate sobre el caso mencionado y su impacto mediático que muchos sectores en nuestro país critican porque generaría una invisibilidad de casos de abuso policial o el alarmante aumento de homicidios de líderes sociales en estos tiempos de pandemia.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN ESTADOS UNIDOS

En primer lugar, se debe entender que dentro de las garantías constitucionales de Estados Unidos está el alto nivel de participación ciudadana en un entorno descentralizado que permite desde la consulta popular en fechas electorales nacionales sobre determinadas obras públicas, explotación de recursos naturales, medidas jurídicas o administrativas realizadas por las autoridades estatales y locales. En el gigante del norte hay una clara separación de competencia del nivel nacional o federal, nivel estatal y del nivel de los condados que abarcan diferentes poblaciones. Éste último esquema es el equivalente a los municipios y provincias en Colombia o en las áreas metropolitanas como Medellín y Bucaramanga.

 

El voto popular es de un valor fundamental y así como se escogen por voto popular el alcalde y los concejales; entre otras instancias consultivas de temas concretos, la segunda autoridad de la ciudad, el sheriff o comandante de la policía local es elegido por voto popular y cualquier persona cumpliendo unos requisitos de ciudadanía, residencia y antecedentes puede postularse al cargo y realizar campaña. En diferentes contextos regionales a los centros poblacionales con alta migración, donde la población es de mayoría blanca y es vista la diversidad étnica y cultural con más recelo, dado que el comandante de policía es representante de dicha comunidad, así como sus agentes, más que ser una autoridad de policía, es un vigía social de dichas costumbres y por eso muchas veces pueden presentarse con un alto porcentaje de impunidad ante abusos de autoridad, algunos de ellos con consecuencias trágicas.

Dicho sea de paso, México al tener un régimen de gobierno federal similar a Estados Unidos, tiene cuerpos de policía en cada estado, claro está con una estructura jerárquica más cerrada que la americana pero con autonomía local, lo que ha resultado en la corrupción administrativa que ha permitido un dominio paralelo al Gobierno oficial de los carteles del narcotráfico en el país, donde eran la autoridad y muchas veces legitimados por comunidades y repudiados por otras que incluso crearon grupos de autodefensa que fueron desmontados a en el gobierno de Felipe Calderón (2008-2014). Por esta razón, el actual presidente Andrés Manuel López Obrador creó el año pasado la Guardia Nacional, una especie de policía militarizada con jurisdicción para todo el país para temas de control de orden público.

ASC_BannersXSite_HouseAds_120x600_PV_es-
icono-principal-amazon.png

OBJETIVIDAD DE LOS GENERADORES DE OPINIÓN

Los generadores de opinión que en estos tiempos no son solamente los medios sino las redes sociales, no solamente como generadoras de contenidos noticiosos pasivos sino canal visible de medios y personas, denominadas influenciadores que generan y construyen contexto de opinión más allá de simplemente leer una noticia. Pero sin importar lo fundamentados que creamos estar en una posición determinada para opinar: nuestras creencias políticas, posición en una organización política o social, periodista, profesional de ciencias humanas y sociales de cualquieras de sus disciplinas, sino de un sentido de responsabilidad y construcción de lecciones ética. No lecciones en el tono moralista o “de regaño” sino de tomar consciencia sobre las fallas de la sociedad propia y de otras de las que podemos estar informados gracias a la globalización.

 

Así que utilizar el caso de George Floyd o cualquier otro local o internacional para fomentar la polarización y división en tiempos de dificultad e incertidumbre como los actuales, es en definitiva un acto de falta de ética profesional de los generadores de opinión. Informarse primero y brindar herramientas de las ventajas o desventajas con el contexto para el que se escribe es una actitud profesional y responsable.

UNA NUEVA SEGURIDAD CIUDADANA

Y para dar una conclusión coherente con este tema, lo importante para que se frenen los abusos de las autoridades, no solamente de los cuerpos policiales y militares, sino de las autoridades civiles en general -y eso incluye los órganos de inteligencia civil- es que haya un compromiso de los gobiernos y los ciudadanos mediante la participación ciudadana de cambiar la dimensión de la seguridad de un enfoque militarista y ajeno a un enfoque ciudadano y cercano. La seguridad es multidimensional y se compone de muchas disciplinas científicas y profesionales para su abordaje, y protege más allá de las propiedades y la integridad de las personas y sus Derechos, sino su cultura, recursos naturales y medio ambiente. El respeto a los Derechos Humanos debe ser inamovible y transversal siempre en este orden de ideas.

En el caso de Colombia, para llegar a un ejercicio práctico de este debate invito a leer la actual Política Pública de Seguridad y Defensa del Gobierno Nacional para poder entender a mayor profundidad desde lo conceptual y la realidad institucional estos cambios y cómo participar para realizar control social y dinamizar su cumplimiento en las comunidades.

 

Dejo aquí el enlace virtual: https://www.mindefensa.gov.co/irj/go/km/docs/Mindefensa/Documentos/descargas/Prensa/Documentos/politica_defensa_deguridad2019.pdf

¡Creemos seguridad ciudadana, criterio informativo y de opinión!