EL CONSERVADURISMO NO ES UNA IDEOLOGÍA

Por: Russell Kirk 

 

El conservadurismo, repito, no es una ideología. No engendra fanáticos. No intenta despertar el entusiasmo de una religión secular. Si usted quiere hombres que sacrifiquen su pasado, presente y futuro por un conjunto de ideas abstractas, debe ir al comunismo, o al fascismo, o al benthamismo. Pero si usted quiere hombres que busquen, razonable y prudentemente, reconciliar lo mejor de la sabiduría de nuestros antepasados con el cambio que es esencial para una vida social y civil fuerte, entonces hará bien en recurrir a los principios conservadores. La alta mentalidad conservadora cree en el Principio, o en valores duraderos determinados teniendo en consideración la sabiduría de las generaciones pasadas, el estudio de la historia y la reconciliación de la autoridad con las cambiantes circunstancias de nuestra vida actual. El conservador es una persona muy racional, aunque mira con profunda sospecha el culto a la Razón (la adoración de una racionalidad abstracta que afirma que la planificación terrenal es capaz de resolver todas nuestras dificultades espirituales y comunitarias). Por eso, la alta mentalidad conservadora detesta la Abstracción, o la pasión por forzar a los hombres y sociedades a un patrón predeterminado y ajeno a las circunstancias específicas de los diferentes tiempos y países.

Traductor: Jair Peña Gómez

Publicado originalmente en The Imaginative Conservative: https://theimaginativeconservative.org/2011/04/quote-of-day-russell-kirk-conservatism-2.html